Diario Utamboni entrevista a Don Marcelo Ndong Obono

CULTURA POLÍTICA Portada

El equipo de redactores del periódico digital Diario Utamboni se desplazó a Murcia entre los días 8 al 20 de septiembre, donde tuvimos la ocasión de visitar la feria de septiembre en honor a la patrona de aquella ciudad ” La Virgen de la Fuensanta” , hemos aprovechado para visitar a nuestro amigo el sacerdote Guineo-ecuatoriano Rvdo. Don Marcelo Ndong Obono, y nos ha recibido y concedido una entrevista muy amablemente.

Diario utamboni:  Hola D. Marcelo. Antes de entrar de lleno en el tema, que nos ocupa, vemos que Murcia está de fiesta. ¿ Qué supone para usted este mes de septiembre?.

Don Marcelo: EL mes de septiembre supone para mí, un mes de excelentes relaciones laborales, de crecimiento interior como cristiano, no solo por el buen tiempo que tenemos sino especialmente es un mes de intensa alegría porque celebramos el natalicio de la Virgen María, y el día del dulce nombre de María en este caso en Murcia celebramos la Virgen de la Fuensanta.

Son días entrañables para mí, porque retraen muchos recuerdos como: El día siete de septiembre mi natalicio, el día que mis padres me trajeron al mundo.( Sesenta años de vida). El quince de septiembre mi bautizo en la iglesia parroquial de san José de Evinayong (el día del nacimiento en la fe). 

Mi ordenación sacerdotal el día doce de septiembre.

El examen final de mi carrera, con buenas notas, pues, como veréis , mi alegría es inmensa todo gira entorno a la Virgen, el mes de María. En éste mismo mes cumplo un año en esta parroquia de mi nuevo destino. Ahh!! , los que entienden de horoscopos me dicen: que soy virgo, signo propio de este mes.

Diario Utamboni:  Ha celebrado sus treinta años de sacerdocio. para mucha gente es un tiempo largo en la pastoral diocesana de Cartagena. ¿ Has pensado algún día ejercer esa tarea pastoral en tu país?. ¿ Qué puedes hablarnos sobre tu retorno a Guinea Ecuatorial?

Don Marcelo: Me alegro por la pregunta, si, efectivamente, no pasan días en que no piense sobre ello. Creo que todos podemos hacer mucho bien por nuestro país.

La idea de mi regreso a Guinea, siempre me ha entusiasmado y lo deseo de todo corazón. Nadie que ha trabajo y adquirido tanta experiencia personal y pastoral, jamás se olvida de su país, espero que llegue el día y el mes de poder regresar a Guinea.

Sin embargo, hay un dato evidente que merece clarificar y no podemos saltar a simple vista; y es que, soy sacerdote y como tal pertenezco a una institución y a un obispo y a sus sucesores ( ritual de ordenaciones). Es mas,  el sacerdote debe estar donde se le necesita y por ello, precisamente, en esta dimensión humana, apostólica y espiritual y está sujeto a unos votos, y compromisos en su ámbito eclesial en lo que respecta a la nueva evangelización. No se si lo entiendes… Así funciona eso.

A veces me pregunto a mí mismo…pero de dónde soy? y me río solo y me tranquiliza, aunque sólo sea muy superficialmente la respuesta.

Mire usted, en Guinea, me consideran uno de los tantos curas guineanos que se han ido a Europa y no piensan en volver, me aíslan y me siento rechazado.

Aquí en Murcia, me registran como Don Marcelo, sacerdote de la diócesis de Bata con cargo pastoral en esta diócesis de Cartagena. y otra vez me paro a pensar, ¡¡ oh Dios!! , en algún sitio habría que estar, esto me hace pensar que somos una especie de misioneros sin fronteras, claro que sí. ¿es que no sabes que el sacerdote debe estar donde se cuecen habas?.Eso fortalece los valores y el espíritu, y me expulsa de la ambigüedad, nadie más llora como yo, poder hablar lengua vernácula, poder celebrar la eucaristía a nuestro rito de Ntondobe en los momentos solemnes de autenticidad africana.

Diario Utamboni: ¿ Qué experiencias ha tenido aquí en España, concretamente en Murcia y en las diferentes parroquias por donde ha estado ejerciendo su ministerio sacerdotal ?.

Don Marcelo: en primer  lugar os diría que es una experiencia muy bonita, bastante agradable y enriquecedora; muy reconfortante y singular. Mi trabajo pastoral, como el de todos los sacerdotes, consiste en formar conciencias, educar en la fe y construir en todo momento la comunidad cristiana. Es una energía comunicativa que favorece mi equilibrio interior, una mayor rectitud de vida y crecer en el conocimiento de Jesús, en cada apostolado que me designa el obispo.

Mi dedicación pastoral se ha desarrollado siempre en las parroquias, donde he estado trabajando desde el año 1986, desde mi ordenación de diácono. Empecé a desarrollar las actividades de la transmisión de la fe, en el contexto de la nueva evangelización y en aglutinar todas las realidades visibles de la comunidad cristiana.

Mi contacto con la gente es muy importante, me refiero al grupo de jóvenes de la catequesis de todos los niveles y las reuniones con las familias y el cariño con los fieles, a la hora de visitar a los enfermos y las charlas con grupos de amigos. Me ha ayudado compartir la alegría y la convivencia con la gente en sus preocupaciones.

Diario Utamboni: Sobre el presente socio-político de tu país que es Guinea Ecuatorial. ¿Podría hablarnos sobre las condiciones de vida del guineano actualmente?.

Don Marcelo : Bueno, no soy político, no llevo esas gafas, pero desde mi condición de guineano, la verdad es que la información sobre la situación socio-política que nos llega a diario desde los medios de comunicación social, hasta las tertulias, no es nada prometedor, siento decirlo.

No es muy  halagador esta situación de éste bello país que nos vio nacer , sin darnos cuenta , todos vivimos de cerca los sucesos de día a día que acontecen en el país, es una situación muy dolorosa, deprimente e inquietante, ver como hombres, nombres y apellidos que influyen negativamente en la vida social y económica de los demás ciudadanos, se está creando una cultura de miedo y de sufrimiento que da la impresión de una anestesia común. La educación, la sanidad, los principales soportes de un país, andan por los suelos. Me impresiona la falta de libertad y oportunidades, llega a tal extremo que la pobreza ha tocado techo. O bien dicho, mi país está atravesando el umbral de la miseria, tanto social, económica y moral. No quedan ilusiones, porque la vida se hace insostenible en Guinea, eso no es ser pesimista, ni quiero serlo, es la verdad evidente. Casi son cincuenta años de falta de libertad democrática y política, y hasta lo espiritual, eso es duro; es fuerte vivir con miedo, el peso de la amargura, son tantos los fenómenos que deshumanizan al humilde pueblo de Guinea en la complejidad de todas las etnias que pueblan el país.

La lucha por la supervivencia, el paro generalizado, son ya como normas esta actitud de” sálvese quien pueda”, o la otra frase:” Tú Sacas todo lo que puedas, mientras estás en este puesto.”, ésta es la ética de los que saquean nuestro país. La falta de expresión responsable, la mínima garantía jurídica y la inseguridad ciudadana, hace tiempo que ya es muy notorio.

Y cabe señalar que un sistema jurídico legal administrativo brilla por su ausencia: ” Esto es lo que Hay”, con una situación caótica el demasiado apego al dinero, nubla en la mente de nuestros dirigentes. El país sufre una cultura de la muerte, de sangre  y del odio; y como decía un filósofo: El hombre es un lobo para el Hombre”, precisamente, los valores humanos, nuestras bellas tradiciones tienden a desaparecerse, ya nadie sabe, qué sociedad queremos construir.

Miren ustedes: una persona con un mínimo sentido común, no puede expresar con palabras lo que pasa en ese país, Guinea Ecuatorial.

Diario Utamboni: Don Marcelo, siento mucho por la pregunta que le vamos a dirigir, no te asustes, ya que ha sido muy buena la respuesta anterior sobre la situación socio-política del país, aprovechamos de nuevo preguntarle, ¿ Conoces a algunos políticos con perfiles de cambio, para democratizar al país, podrías citarnos algunas de las formaciones políticas ?.

Don Marcelo: Efectivamente me gusta la pregunta, Si, quizás me asuste, ya que la pregunta es muy capciosa y tentadora, pero sin embargo, prefiero hablar de política que de los políticos en concreto. Todos sabemos que la política, es una vocación, una profesión y al mismo tiempo una actividad, por excelencia para servir al pueblo; a mí me gusta apuntar este dato. Porque concibo la política como el arte de hablar lo justo en un tiempo determinado, sólo y simplemente, saber escuchar y respetar opiniones contrarias denota la madurez en la ciencia política y de ahí, podemos encontrar un perfil humano que corresponde al sujeto que practica ésta actividad. Eso no es fácil.

Desentenderse de la actualidad política del país, o simplemente vivir lo como una aventura o un oportunismo político, eso es solo un realismo sociológico, un espejismo y esto no es hacer política, lo que hace es jugar a la evidencia política y eso no es la lucha pacífica por la justicia y la libertad. Considero que la política es competencia, madurez y experiencia, cualidades indispensables que le prepara al sujeto para ejercicio del bien común, lo que significa que un político indudablemente llevaría en su agenda un proyecto de estado. Y esa agudeza intelectual, sin lugar a dudas, coincide con esta formación política de talante progresista en el exilio, con carácter de lucha incansable con posibilidad de cambio real, en el contexto y en el escenario de una democracia cristiana. Yo quiero recalcar -ya que hablamos de un perfil político- ese parámetro fundamental ético: ” quien manda, o el que aspira a gobernar debe poseer la virtud en su plenitud, ya que su cualidad moral, evidentemente, revela al hombre”. Todos coincidimos con los clásicos: Aristóteles habla sobre Fronésis. Para él, la política es la inteligencia práctica, dispone de medios destinados al fin personal y comunitario, esto es: al bien del pueblo ( polis).

Me encantaría saber que muchos políticos y compatriotas míos están por la labor.

Diario Utamboni: Don Marcelo. Según informaciones que nos llegan, de que algunos sacerdotes van armados y que sirven de guardia personal del régimen. ¿ Qué nos puede decir al respecto?.

Don Marcelo: No me consta esta situación y no creo que exista esos hombres armados, sería una desgracia total y una bendición del demonio –satanás- para el sufrido pueblo de Guinea.

No existe tales curas: no creo que nuestro clero tenga que pasar por este suplicio (castigo) de doble filo. Armas y Cruz, son incompatibles, claro está, aunque nada es imposible en este pequeño país, pero grande en problemas, ¡No!, no lo creo. Esta situación , no puede llegar a suceder. ( esto es absurdo).

Tú crees en el diablo-satanás: sabes la etimología del diablo?, el nombre diablo, significa, el que divide, separa los dos estamentos uno para Dios y otro para él…Claro que existe en los hombres de mal. Encarna en los hombre con absoluta dependencia, si tu lo dejas entrar en tu vida. Muchas obras del sistema, son obras del demonio encarnado de lleno, en algunas personas, y su símbolo es la sangre derramada, …no lo ves?.

Diario Utamboni: Para terminar, última pregunta.

Don Marcelo: ¿ Piensa que la situación actual de su país, afecta en algo a la tarea de evangelizar de la iglesia?

Don Marcelo: Sí, y Bastante. Mirad, los cambios que acontecen actualmente en el mundo, afectan a la iglesia, sea creyentes o no creyentes, porque la Iglesia somos todos.

Nuestra Iglesia local, por su naturaleza histórica, avanza tímidamente en el conocimiento y la evangelización del pueblo de Dios en medio de esta crisis que azota a todo el pueblo de Guinea Ecuatorial. Hay un dato que me gustaría reflejar aquí: he dicho tímidamente, porque creo, que el evangelio en su dimensión misionera en el contexto de in-culturación es, anunciar el mensaje de la buena nueva .

Denunciar las injusticias que llueven en nuestro mundo, concretamente en Guinea Ecuatoriar y renunciar a tantas ofertas que se nos presentan en este momento de crisis generalizada en nuestro país. El evangelio es como la medicina:  mas vale prevenir que curar, así nos identificaremos predicando a nuestros hermanos y sentir y estar con ellos como una característica principal y teologal del sacerdote en medio de su pueblo. Es verdad que nuestra tarea evangélica, no ha ido en la línea de protesta y de renuncia que todos quisiéramos. Pero sin embargo la iglesia local está presente en la educación, y en la administración de los sacramentos, porque efectivamente, esto es lo que hay.

Diario Utamboni: Don Marcelo, tiene otra cosa que añadir?.

Don Marcelo: Bueno… No tengo grandes recomendaciones. Modestamente, creo que estamos agradecidos y orgullosos de ser y pertenecer a este país Guinea Ecuatorial.

Si mi pueblo pueda volver a estar, como país y nación en el escenario mundial, no tanto estadísticamente con datos negativos, sino como tierra fecunda y libre, renacidos en el ejercicio de sus derechos humanos, y país de oportunidades individual y colectivamente, sería una gran satisfacción para los guineanos. 

Diario Utamboni :Muchas gracias Don Marcelo por atendernos y por tener la oportunidad de conocerle en este tiempo que hemos compartido en la Huerta Murciana y su amable gente. Esperamos que siga colaborando con este nuestro  medio de información