GUINEA VIVE MOMENTOS CRUCIALES

POLÍTICA Portada

Teodorín Nguema Obiang Mangue, testifica sobre numerosos casos de corrupción y de abusos de poder ante un juez federal en la ciudad de Río de Janeiro en Brasil.

Según fuentes que nos informan  desde Guinea Ecuatorial, el Vicepresidente y encargado  de la defensa del gobierno del dictador Obiang, está inmerso en numerosos casos de corrupción en Brasil, sobre  los que tiene que testificar en la ciudad de Río de Janeiro del país carioca. La página web oficial del gobierno del PDGE, informaron al pueblo guineano de que Teodorín había viajado a Brasil para asistir a una conferencia, noticia que hacían circular en todos los medios de comunicación del régimen.

Nada más alejado de la verdad, Nguema Obiang, viajó a Brasil, para responder a numerosos casos en los que estaba inmerso: corrupción, abusos de poder y posibles relaciones con bandas mafiosas.

La cada vez mas difícil situación para nuestro país 

La lucha continua. En este año, 2017, nos espera una ardua tarea en nuestra lucha –de toda la oposición- contra el régimen imperante en Guinea Ecuatorial. La crisis de combustible ha mostrado una vez más la incapacidad y la mediocridad en la gestión del gobierno guineano, y ello está permitiendo que el pueblo vaya perdiendo el miedo a enfrentarse al dictador. Este hecho lo demuestra las múltiples críticas  que la ciudadanía ha mostrado en esas ultimas semanas, mediante enfados que han conducido a diferentes huelgas por la asociación de taxistas en la ciudad de Bata.

En una rueda de prensa, el día 11 de Abril, en el Palacio de Malabo, en la que estaba presente solo la prensa del régimen, Obiang, respondiendo a las preguntas sobre la ultima gira (Gran Gira la denominó el dictador) que ha llevado a cabo por todo el territorio de Guinea Ecuatorial, comenzó agradeciendo al pueblo su recibimiento en diferentes cabeceras de distritos y dice haber vivido de cerca el estado físico de la nación. (pura propaganda).

Precisamente donde finalizó la gira de la mentira, Annobón, territorio insular de Guinea Ecuatorial, donde todas las inversiones, así como sus infraestructuras se están yendo a la ruina y hasta las puertas del hotel que lleva el nombre de la ciudad, se cierran por la crisis. Numerosas familias se quedan sin poder comer, muchos hijos de madres solteras que mantuvieron relaciones con diferentes empleados de las empresas Somagec y otras, se quedan abandonados y sin protectores.

Cuando el dictador fue preguntado  por los periodistas de cómo veía la situación de la provincia de Djiblho; dijo que era una provincia autónoma, lugar en el que la gente  solo se podía desenvolver, únicamente por la ocupación en puestos administrativos. Según hemos podido constatar, a través de una fuente cercana a dicho lugar, los ciudadanos, los primeros pobladores originarios del lugar, viven la miseria y la pobreza, y hasta carecen de viviendas dignas.

En Malabo, la capital de Guinea Ecuatorial, se está viendo una numerosa presencia de marines rusos, situación muy preocupante para la población.

Está claro, que las cosas se ponen muy feas en Guinea Ecuatorial.