HA MUERTO EL CRIMINAL CAYO ONDO MBA ANGÜE, DESCANSEN EN PAZ LAS VICTIMAS DE ESTE ASESINO

POLÍTICA Portada Sin categoría

Con la muerte de Cayo, desaparece uno de los peores sicarios de Obiang. Desaparece un asesino, pero también desaparece una de  las pruebas vivientes, que podían incriminar a Obiang  en múltiples asesinatos. Testigo necesario para llevar a Obiang ante un tribunal internacional y acusarlo de crímenes de lesa humanidad contra el pueblo guineano.

Este asesino, protegido por Obiang, gozaba de total impunidad y nunca tuvo que responder de sus sonoros crímenes. Creo que es el único guineano que se ha atrevido a amenazar directamente a Obiang y ha salido vivo.

En varias ocasiones ha asegurado que si Obiang se atreviera a tocarle, el le podría llevar directamente ante un tribunal y acusarle de los crímenes que le ha ordenado perpetrar. Todo lo más que ha llegado a hacerle Obiang, han sido dos cortos arrestos domiciliarios.

Cundo vemos desaparecer, bien por muerte natural o por “accidente”, provocado por alguno de esos venenos que la dictadura maneja a la perfección, todos estos testigos directos de los asesinatos ordenados por el dictador cada guineano debe ir recopilando -escribiendo- todo lo que recuerde acerca de los diferentes crímenes que se han llevado a cabo en el mandato de Obiang Nguema.

El general de los ejércitos Cayo Ondo Mba Angüe, en sus momentos de Ocio, rodeado de su escolta. Entre borrachera y payasadas, demostrando su poder económico y armada en uno de sus palacetes en Mongomo. Y ahora pastor y predicador de una secta.