JUAN JOSE NGUEMA OWONO ADE, UN INSIGNIFICANTE AL SERVICIO DE LA DICTADURA

El Pulgarcito del PDGE y la ASHO, Juan José Nguema Owono Ade, alias Tatito, nos está sorprendiendo con sus ataques foribundos a la oposición exiliada y también contra algunos activistas que luchan contra la dictadura de Teodoro Obiang Nguema,  de la que él es lacayo.

Sorprende bastante que un donnadie, un mamporrero del régimen, un arrastrado de lo mas abyecto que existe en Africa, que es el régimen asesino y ladrón de Teodoro Obiang Nguema y su cuadrilla de miserables, tenga la caradura de cargar contra lo mas digno de Guinea: la oposición exiliada.

Juan José Nguema Owono Ade es natural de Nfeme Yemendjim del distrito de Evinayong, provincia de Centro Sur, una de las zonas más olvidadas, discriminadas y apartadas por el régimen que adula tanto el impresentable Tatito. Es hijo de Melchor Owono Esono del​ Municipio de Teguete.

Aunque hayas  nacido en Nfeme Yemendjim, cuna de Intelectuales de Evinayong no se te ha pegado nada, si tenemos en cuenta tu desastroso curriculum académico.  En 1986, educado por su abuelo Juan Nguema Ondo, sale a vivir con su padre en Teguete Bekueñ, y le rescata su tío Macario Fermín Mba, pero se va a Bata para estudiar, como todos en casa de su tía de parte de su padre. Cuando regresa al pueblo dice a sus padres que ha aprobado los exámenes, y no era verdad. Un día su padre Melchor quiso saber la verdad y Tatito le volvió a contar las mismas  milongas, pero  ya sabía la triste verdad, que su hijo no estudia,  es falsificador y delincuente. Melchor Owono, quedó profundamente decepcionado por su hijo.

Ratito  se fue a Malabo con su hermano de padre, Clemente Owono, alias ODO, para estudiar y tampoco funcionó. Posteriormente su hermano Odo  se va a estudiar a Rusia y le deja con Luis Mansogo Alogo alias ASUSUM, que es miembro de PDGE. Ahora  el ignorante Tatito dice haber estudiado en la UNGE, pero no superó el graduado Escolar y tuvo  que comprar las  notas en UNGE. El dice haber estudiado Recursos Humanos. Por eso le han dado un puesto en Oyala, ciudad donde comen carne humana.

Juan José Nguema Owono Ade, ¿por qué no te ocupas de tu abuelo el Sr. Juan Nguema Ondo, un antiguo catequista, que sufre cataratas hace años?. Además la capilla de tu pueblo Nfeme Yemendjim, se incendió hacen años y no aportaste nada en absoluto.

En el grupo de WhatsApp  de los oriundos de Nfem,  tú los llenas solo con historias del  PDGE que no les interesan para nada, así que te han expulsado de dicho grupo.

Ya te estás haciendo célebre por pedir el famoso ” plato especial” en los exclusivos restaurantes de Guinea Ecuatorial, lugares donde guisan la carne humana.

Así que amigo, no eres el mas indicado para hablar, ya que una escoria humana como tu, no es lo mas indicado para que ataque a personajes de la oposición exiliado de la talla de Don Severo Moto o a activistas como Delfín Mocache y algunos otros  a los que has denigrado  gratuitamente.  Tú sabes perfectamente que por mucho que te arrastres y quieras hacer méritos ante la dictadura, vas a acabar igual que muchos otros, desechado y marginado, o quien sabe si asesinado, por esos a los que estás sirviendo.

Queremos hacerte una pregunta: hace bien poco murió una prima tuya, Trinidad, Oligui, que tenía un quiste y  la tuvieron que  evacuar para recibir tratamientos en España, ¿cuánto aportaste por ella?.

Esperamos que enviarás tu parte de aportación para repatriar el cuerpo de Cecilia Avomo Esono, la cuál es yemendjim de Bisong en la misma demarcación, pueblos en los que soléis ir pidiendo votos en las farsas elecciones fraudulentas que a menudo convoca tu secta PDGE. Nadie se extraña de tu conducta, porque a nadie respetas, ni en Nfeme Yemendjim, ni en Teguete, porque gozas de las impunidad de tu jefecito que te llevó al gran movimiento de masas.

Una cosa nos preocupa, tu última pareja, la hija de Emeterio, murió en Tegute hace dos semanas en circunstancias extrañas. Así que en el pueblo de su padre (Teguete) estás ya en ojo de huracán.

Sabemos también que tu y tus jefes estáis utilizando la carretera de Cogo para hacer fechorías y cometer crímenes. Así que te recomendamos que te calles, cierres la boca para siempre y si no eres capaz de abandonar a estos bandidos asesinos como Obiang, ocúltate  y no aparezcas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *