LA IZQUIERDA EUROPEA MUESTRA SU FALTA DE SOLIDARIDAD CON ESPAÑA, FRENTE AL PROBLEMA CATALAN

Por Estudiante Guineano en España

La ministra de Justicia alemana, Katarina Barley del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), declaró el pasado día 5 que ve «absolutamente correcta» la decisión de la justicia de su país en el caso del expresidente autonómico catalán Carles Puigdemont y ha señalado que ahora España tendrá que explicar por qué lo acusa de malversación.

Hay que recordar que la propia Fiscalía alemana pidió el encarcelamiento de  Puigdemont  en aplicación de la Euroorden que había emitido España contra el ex-presidente de la Generalitat de Cataluña por rebelión,  sedición y malversación de caudales públicos. Hemos de recordar también que Angela Merkel ha apoyado muy explícitamente y desde el principio a España en el problema catalán. La ministra de Justicia alemana, ha actuado en contra de la política exterior de su gobierno y de los intereses de un estado miembro de la Unión. Katerina Barley no puede escusarse en que actúa a título personal, porque forma parte de un gobierno, el alemán, que está integrado  en de Unión Europea, ya que con su actuación perjudica gravemente a otro miembro de la Unión, a España.

Existen muchas voces cualificadas que están manifestando que la unión política de los 27 países (excluimos a la Gran Bretaña del Brexit) que forman la UE es una quimera, ya que se ha demostrado que la UNION solo funciona en lo relativo a la economía y al comercio,  y no en la política. Este es un claro ejemplo de la insolidaridad que muestran algunos países para con otros. En el caso que nos ocupa, parece que  se ha buscado el hacer un daño directo a España, sin tener en cuenta las consecuencias que dicha actuación puede tener para Alemania y para el conjunto de la Unión Europea.

No olvidemos que lo principales problemas que acechan a la UE  son  los nacionalismos, los partidos xenófobos y los euroecépticos. Precisamente dos partidos alemanes, el de extrema izquierda,Die Linke, (euroeceptico), representado por su fundador, Dieter Dehn y la extrema derecha (xenófobo y nacionalista), Alternativa por Alemania, representada por Bernd Lucke, fueron a entrevistarse con Puigdemont a la prisión de Neumünster. Nos preguntamos entonces, ¿a qué están jugando los socialistas alemanes?.

La deriva nacionalista y antieuropeista de la izquierda europea, está favoreciendo la emergencia de partidos  euroecepticos de extrema izquierda,  nacionalistas y xenófobos de la extrema derecha. Ahí tenemos al Partido Socialista Frances, que ha pasado de los 300  parlamentarios en la presidencia de François Hollande, a los 30 de esta legislatura. El PSF ha desaparecido prácticamente de la escena política francesa. Otro tanto ha ocurrido con el PSOK en Grecia, fagocitado por Syriza​, la extrema izquierda de Tsipras. También en España, el PSOE debido a su deriva identitaria y a su  poco claro mensaje nacional, ha favorecido la aparición de la extrema izquierda de Pablo Iglesias.

Estoy seguro que el secesionismo  catalán  supone el mayor problema que se ha presentado en la Unión Europea, mucho mas grave que el Brexit británico, ya que puede contagiar a otros países, tal es el caso del nacionalismo bávaro en Alemania, el separatismo flamenco que amenaza con partir Bélgica en dos y finalmente, dar al traste con la propia UE.

La deriva separatista catalana está teniendo efectos muy negativos en muchos guineanos afincados en esta comunidad, que junto a representantes del separatismo étnico, se pueden instalar en una dinámica identitaria y separatista, que va a poner en peligro la unidad, necesaria para llevar a cabo la transición a la democracia en Guinea Ecuatorial.

Los guineanos también estamos sufriendo  especialmente los desastrosos efectos del descarado apoyo que destacados cargos del PSOE español, han estado prestando al dictador Obiang Nguema, en detrimento de la libertad, el desarrollo y la democracia de Guinea Ecuatorial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *