La verdad según Manuel Miko

Manuel Miko

Diario Utamboni, 7 de diciembre de 2018  

Rumores y desconfianza parecen ser el pan nuestro de cada día entre la población en el exilio. Muestra de ello es el mal trago que, según sus propias palabras, está pasando Manuel Miko, integrante del ejército del régimen de Obiang y llegado a España recientemente para recibir tratamiento médico.

El militar, que había vivido con anterioridad en Sevilla y trabajaba para el ejército español, afirma que había sido un buen amigo de Ondo Ekekam, el activista audista guineoecuatoriano, y de su familia. Comenta que, cuando volvió a Guinea Ecuatorial para estar más cerca de su familia, e ingresó en las fuerzas armadas de su país, ya empezó a notar el distanciamiento de su amigo que, cada vez que volvía a España de vacaciones, se hacía más notorio.

Pues bien, este relato que podría responder al típico caso de alejamiento entre dos amigos por circunstancias de la vida, acaba complicándose por vía de la teoría de la conspiración. Así, llegado a Sevilla dice que se encuentra de manera casual con los hijos de su viejo amigo a quienes cuenta que ha vuelto a España por motivos de salud y, de repente, empieza a circular el rumor de que la vuelta del militar responde a la intención de vigilar e incluso asesinar a Ondo Ekekam.

Manuel Miko, no sabe cómo desmentir este bulo. Él afirma por activa y por pasiva, que no tiene ni el poder ni la facultad y, sobre todo, no tiene la intención de asesinar al activista, y que Obiang no está detrás de su vuelta a España pero la mecha del rumor ya ha prendido…

¿A quién creer? Hará falta mucha calma y cordura para discernir entre verdad y mentira porque lo que está en juego aquí es, por un lado, la credibilidad de un hombre, pero por otro lado, lo que puede peligrar es la vida misma. Lamentablemente en un clima de desconfianza, traiciones y muerte, Manuel Miko tiene complicado defender su verdad.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *