La verdad según Santos de Dios: “Yo no soy Ondo Ekekam”

Santos de Dios    Ondo Mba

Diario Utamboni, 9 de diciembre de 2018

Tras la publicación del artículo de opinión sobre Manuel Miko, la reacción del perseguido, no se ha hecho esperar y ayer, por iniciativa propia, se ponía en contacto con la redacción de Diario Utamboni, para dar su versión de los hechos.

La primera cosa que quiere dejar clara es que él no se llama Ondo Ekekam, su nombre es Santos de Dios Ondo Mba, no es ningún activista y que le están atribuyendo otro nombre, motivo por el cual, le están confundiendo con otra persona y por eso le quieren matar. De hecho, Ondo Ekekam vive en Guinea mientras Santos de Dios Ondo Mba vive en España y nunca ha vuelto a Guinea desde que se fue. Sin embargo, Santos de Dios no tiene duda alguna de que Manuel Miko quiere acabar con su vida y que al militar lo han mandado de Guinea Ecuatorial a Sevilla con esa finalidad: para matarlo él directamente o a través de alguien que lo haga.

La certeza de que Miko lo persigue para mantenerlo vigilado y ejecutarle comienza con unos rumores que le hacen llegar unos amigos que tienen en común, cuyo nombre Santos de Dios no quiere desvelar. Por otra parte, las razones que aduce Miko de haber vuelto a España por motivos de salud, según Santos de Dios no es cierta.

Asegura que la relación que mantuvo con él en el pasado no era de amistad, si bien se habían intercambiado algunos favores y conocía a su familia. De hecho, uno de los motivos por los que Santos de Dios desconfía de Miko es porque éste se ha dedicado a hablar mal de él a su hijo, diciéndole que la actitud de Santos de Dios está haciendo enfadar al presidente; también su esposa le saluda. Santos de Dios no entiende porque a él no ha venido directamente. Lo esquiva.

Todos estos episodios han causado mella en Santos de Dios, quien ha puesto en conocimiento de estos hechos a la policia en Sevilla, interponiendo 4 denuncias ya que, para él, todo lo relatado es prueba más que suficiente de la persecución que sufre, y de que el temor que siente por perder su vida sea también más que justificado ya que no hay manera de que quede claro que él no es Ondo Ekekam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *