Negritud:

CULTURA

Nos escribe Marcelo Ndong Obono.

 

Así empezó la negritud. en una de las calles más concurridas de París, ante el asombro de los de-ambulantes, un joven negro contestaba a la pregunta que le habían hecho: ¿ Y tú qué haces aquí ? a lo que él contestó: ” Yo enseño el francés a los pequeños franceses de Francia” la respuesta no dejó lugar a dudas al asombro e incluso, a muchos les ardía de rabia interior al escuchar dicha respuesta, y no un tanto extraño si tal contestación salía de la boca de un negro cuyo nombre respondía a un joven escritor y poeta, LEOPOL SÉDAR SENGHOR. quien fuera más adelante, Presidente de la républica de Sénegal. Y junto a él, otro compañero así mismo brillante FERNAND DAVID AIMÉ CESAIRE, también poeta, escritor y político Martiniqués.

Dos estudiantes Parisinos, que elaboran este concepto y primera vez en la revista L´étudiant noir…Estudiante negro responden a una visión partidista y como una reacción a la opresión cultural del sistema colonial francesa, les marcará en adelante una reacción por defender la marginalidad y desculturalizacion que eran objetos, los estudiantes negros. Y el darse cuenta de ambas situaciones de precariedad económica para ellos, influenció más en el tema del sur en la literatura de toda la área negro-americana…

Sólo haré incapíe a una puntuaciones. La NEGRITUD nace ante todo como un movimiento literario y un par de años más tarde, revitalizó en las culturas de raza negra de áfrica y américa; de este modo, se extiende y los intelectuales manifestaban su asombro, admiracion y respeto a la tradicion emergente de la piel negra.Era el amanecer de un romanticismo cultural y casi poéticol de amplia expresión de tantos negros y mestizaje , todo un contingente de recursos humano, y de ciencia política, filosofía, religión y sociedad. Yo diría, un amplio escenario de arte y humanismo.

Son todas son expresiones de centenares de grupos negro-africanos que constituyen desde ese momento, una cultura peculiar con rasgos comunes y personalidad propios. quiero distinguir que el pequeño movimiento no era paralelo a la africanidad, aunque tambíen es cierto que podemos aprender bastante de ella, y responder a una ” africanización ” como lo ha sido otras culturas como la grecorromanas, la indochina, la Sínica o la maya milenarias. Ya conocemos  la cultura del ritmo, y las artes plasticas, su filosofía de la vida, dotado de su esplendor mental, y todo lo que encierra su cultura al bien individual y comunitario y que responde a la piel negra, esto es NEGRITUD.

El creador de esa negritud nos revela el interés de su originalidad, puesto que es una actitud interior nace de dentro y se proyecta. Y porque tanto nos interesa, es sencillamente un conjunto de valores del mundo negro y precisamente supera ya los planteamientos iniciales, se encamina a una madurez psicológica que desemboca en lo esencial de su naturaleza y digno de mencionar: el resurgimiento de la filosofía existencialista de la época, y me resulta normal, porque no perdamos de vista su profundidad y cultura primarios. La negritud de Senghor es creativa, penetrante y de piel negra. Muestra sus creencias y su poesía es esencialmente simbolista, encantatoria y solo una palabra. ” africanista ” pero no politizada sin rumbo ni esperanzas. no una negritud que pisotea, persigue o simplemente ignora la élite intelectual de una sociedad, no se refiere a una negritud de falta de humanismo y de sentido común, donde nadie ejerce lo que ha estudiado y prefiere la diáspora. La negritud no comprende un mundo al revés como el nuestro. La NEGRITUD no es una ideología, ni siquiera es un evangelio en su pleno sentido. Nuestra Negritud si quiere serlo, debe ser penetrante y sólida que se construye en la esperanza de crear una civilizacion universal de paz en la pura convivencia sin fingimiento ni fanatismos,  por encima de las diferencias y tradiciones que pululan nuestros pueblos. Estos dias, circula por las redes un logotipo  que reza así: ”  Soy negra y no de color ” Sí. Efectivamente. Me urge creer que ésta es la auténtica inculturacíon de la negritud. un espacio para los afrodescendientes del mañana. La capacidad de entender el mundo globalizado, una posibilidad de vivir la pluralidad en la diversidad de valores étnicos y culturales. Pura afectividad al estilo negro-africano, que en muchas mentes occidentales sólo es comparable a su ignorancia y desprecio del tema. Quiero pertenecer a una negritud que vibra, sin sobresaltos puro orgullo de mi piel negra en el corazón de oro. Pero puro oro africano; Y yo lo veo así. Oro africano en nuestra historia común. A. Cesairé exalta los valores culturales de los pueblos negros; W. Soyinca no quiso confundirlo con la tigretud, y el Dominicano Nicolás Guillén lo llamó el milagro del mestizaje por los doce dioses de Olimpo y tuvo éxito. Alexis Kagame en 1956 de su filosofía bantú-rwuandesa del ser,fué para él, punto crucial y apasionante elogio a la filosofía negra, y es que, Me gusta esa NEGRITUD del movomiento del Ëbano y la altura de un Ceiba cuyos valores y sentimientos reclamo mi originalidad. y el ser profeta de la Negritud en mi aldea en Mafono-yenfem, en medio de mi gente. Un abrazo a todos.!!!