R.I.P Excelentísimo y reverendísimo padre, Obispo, Pedro María Casaldáliga Pla, C.M,F, Por Severo Matías Moto nsá

Bingokom,10 agosto, 2020

R.I.P Excelentísimo y reverendísimo padre, Obispo, pedro María Casaldáliga Pla, C.m.f,( mi padre maestro), Por Severo Matías Moto Nsá, ( ex seminarista claretiano)

¡No esperéis que os castigue yo; si no obedecéis a Dios a quien vinisteis a servir” ,Era todo el enfado con que nos corregía, nuestro “Padre Maestro” a los novicios del Pueyo de Barbastro (1963-64)

LLEVÓ LOS CURSILLOS DE CRISTIANDAD A GUINEA ECUATORIAL.* Misionero claretiano de vocación, le tocó conocer Guinea Ecuatorial, mientras ejercía de PADRE MEASTRO del Noviciado Claretiano del PUEYO de BARBASTRO (Huesca)

* Maestro espiritual en la dirección de los Cursillos de Cristiandad, el PADRE CASALDÁLIGA sembró en el alma del pueblo guineo -100% cristiano católico- los cursillos de Cristiandad (1963)

* Además del profundo amor y cariño que trajo de la todavía “Guinea Española” abrió paso a España (trajo) al eminente Maestro y Profesor, Don Bonifacio BIYANG, como ejemplo y modelo, de entre los hombres intelectuales asistentes al Cursillo de Cristiandad.

EL PADRE “BIEÑ”

Tanto se adentró en el conocimiento del guineano, que, igual que ellos le bautizaron con el apodo de PADRE BIEÑ (PADRE UÑAS) tan pronto como llegó al Noviciado, bautizó a uno de los novicios guineanos –muy señalado por su refinada elegancia- con el apodo de “ÑANGA-ÑANGA, EL VENERABLE (Elegancia venerable)

Mi empedernida afición y profesionalidad adquirida en el manejo y uso de la “Armónica” me mereció, del Padre Casaldáliga, el cariñoso nombre de “LA ARMÓNICA QUE SONRIE”.

PADRE BIEÑ”, HA MUERTO

Ha muerto, en un sábado, 8 de agosto de 2020 en el tan famoso MATO-GROSO. Para él la lejanía más profunda para su cálida vocación misionera. María (Siempre, “La Madre”) y Sábado, eran una dualidad sagrada que nos imprimió en nuestro ser de cristianos hijos del Corazón de María. El Padre BIEÑ ha salido al encuentro de LA MADRE en un sábado del mes de agosto, consagrado al Corazón de María.

Después de haberlo conocido; tras haber estado bajo su dirección, como novicio claretiano, en el retiro de las inspiradas montañas del PUEYO, me fluye en el alma aquel grito mundial que se convirtió en viral, al producirse la muerte del Santo Padre Papa Juan Pablo II: ¡¡¡Santo, súbito!!!

MISIONERO, ESCRITOR, POETA…

La necesaria “Unidad de los Cristianos”, inspiró al Gran Maestro de novicios; al enamorado de LA MADRE, al poeta de las alturas; al escritor fluido y cercano, Pedro Casaldáliga este Himno a la Unidad, tan cantado en los recreos del Noviciado del Pueyo de Barbastro, y que reproduzco aquí, como un humante y filial incienso de despedida:

Peregrinos sin fronteras;

Heraldos de Cristiandad

Llevamos todas las banderas,

En la bandera de la Unidad.

Que todos sean uno; llevamos por bandera.

La nueva primavera rompe la cristiandad.

Regazo de las almas, tu corazón, María

Alumbra el nuevo día, Madre de la Unidad.

El agua de tus fuentes bautiza la esperanza

El viento de tus cumbres enciende la oración

La piedra de tus torres, el porvenir afianza

La tierra, toda, late sobre tu corazón.

Traspasan, tus estrellas, la noche; y es la hora

De regresar al Padre en busca del perdón

El llanto de los hombres se acoge a ti, Señora

¡Camino del Camino! Al Padre llévanos.

(SILBIDO DE MARCHA JUVENIL…)

¡Rebeldes!, ¡De colores!

Sentimos la porfía de restaurar en Cristo

Al hombre y su quehacer

Romperemos el cerco a golpes de alegría;

Y volverá la vida a amanecer, ¡Amanecer!

La juventud que llega, será de un bronce casto

Fundido en mil campanas por un mundo mejor.

Dios vivirá en la calle y regirá el trabajo

Y el hombre de esta tierra sabrá lo que es amor.

(Pedro María CASALDÁLIGA PLA C.M.F.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *